Siguenos en

jueves, 20 de noviembre de 2014

MARATÓN II.- ¿Por dónde empiezo?



Como ya comentamos en la anterior publicación vamos a continuar analizando las claves de cada fase que conforman la preparación, realización y recuperación de una Maratón. Se trata de una carrera que hay que preparar con mucho mimo y dedicación, lo cual puede ayudar a que esos 42.195 pasos se conviertan en una experiencia agradable, y que al cruzar la línea de meta pienses en repetir el año que viene.

Ya tienes claro que puedes correr una Maratón, así que hoy responderemos a la pregunta de ¿Por dónde empiezo?.



  • La preparación específica para una maratón debe durar entre 4 y 6 meses aproximadamente, dependiendo del momento de la temporada, experiencia y nivel físico que uno tenga, así que decídelo con tiempo, no es una carrera para improvisar. 

  • Consulta el reglamento oficial de la carrera y asegúrate de los plazos de inscripción para no quedarte sin el preciado dorsal y tirar por tierra todo el esfuerzo realizado.

  • Analiza las características de la prueba, principalmente la época del año en que se realiza, el clima que te vas a encontrar, el desnivel de la prueba, el tipo de circuito e incluso dónde están situados los avituallamientos. Debes anticiparte a todo lo que esté en tu mano.

  • El establecimiento de objetivos debe ser el primer paso dentro de una programación deportiva. Márcate metas alcanzable, realistas, sin sobrevalorar tus posibilidades, y traza un plan para llegar a ellas. Si tienes la posibilidad hazlo de la mano de un profesional de la preparación física.

  • Dentro de ese plan debes incluir competiciones que te ayuden a darle calidad a tu condición física y te sirvan para testar tu estado de forma real y ver tus evoluciones. No te apuntes a todo, selecciona las carreras con cabeza. Las distancias deben ser crecientes sin superar las 2 horas de competición, y debes dejar tiempo suficiente para la recuperación entre una y otra.

  • Es primordial llevar a cabo un acondicionamiento físico general que genere una base sólida sobre la que trabajar. Principalmente tonifica toda la musculatura, priorizando la de sostén (abdominales y lumbares) y el tren inferior. 

  • Ve ganando resistencia aeróbica de manera paulatina, que te permita correr cómodamente más de una hora. En esta fase inicial debe ser prioritario el incremento del volumen, dejando para más adelante el de la intensidad.

  • Al final de cada sesión haz ejercicios de estiramientos, un músculo flexible se lesionará menos. Encuentra el método que más beneficios te proporcione y llévalo a cabo con mucha concentración y dedicación.

  • No te obsesiones con el peso, con una dieta sana y equilibrada, el propio entrenamiento te va a llevar a tu peso ideal. No está de más tener alguna reserva de grasas para no agotar el glucógeno muscular y hepático.

  • Decide con qué material vas a correr la Maratón. Se trata de ir probando la camiseta, calzonas, mallas, zapatillas, calcetines… que te resultan más cómodos y eficaces para la carrera. Intenta correr la Maratón con la menor cantidad de ropa que te posibilite las condiciones climatológicas. No es una tontería, una mala elección o una elección tardía del material puede convertir la fiesta del running en una mala experiencia.


Llevando a cabo estos consejos creas unas bases sólidas sobre las que empezar a trabajar la preparación física, fase que veremos en la siguiente publicación ¿Cómo entreno una Maratón?. Desde Esencia Preparación Física y Salud deseamos que consigas tu reto personal con las mayores garantías posibles.



Recuerda que entrenar con Esencia marca la diferencia.



Síguenos en Facebook Esencia y en Twitter en @esenciapfys.